sábado, 18 de febrero de 2012

Con 7 meses

Hoy cumples 7 meses mi vida. Ya 7 meses!, y me parece que fue ayer cuando esperaba, más que éso, temía e intuía, que también a tí te iba a perder.
Pero tú tenías muchas ganas de vivir, tú venías por derecho y reclamabas vida. Así fue, te moviste en mi interior todos los días como diciéndome: " ... madre, estoy aquí y no te vas a librar de mí..!"
 Y afortunadamente no nos libramos de tí, sino que nos alegras todas las mañanas con tu sonrisa y tus ganas de ver el mundo. Cuando despiertas por las mañanas nos miras y en tu mirada vemos toda la curiosidad que tienes y todo el empuje que traes.
Me has hecho recordar lo que quiero a tu hermana, que la vida se compone de pequeños detalles, que nos llevamos el día corriendo pero que por amor debemos frenar. Tú me hiciste bajar el ritmo y reconciliarme con mi parte más femenina, más animal y más maternal.
Mi niño con 7 meses vive de teta, le gusta la fruta, soporta los cereales y la verdura como un mal menor; pero su vida sigue siendo la teta.
 Adoro las noches al lado de mis hombres, tú enganchado a mi teta y papá abrazado a mí. Adoro cada día y cada minuto que pasamos juntos.
Sé que tienes que crecer, que sólo son 7 meses pero que crecerás más y más y serás un adolescente que, al igual que tu hermana, querrás tu espacio y tu independencia, que reclamarás tus derechos y habrá que recordarte tus deberes; pero mientras tanto,... mientras llega ese momento, antes de que estemos cegados por las luchas diarias, absorberé cada segundo de tí, de la sal de tu vida y me impregnaré de recuerdos que me alegren esos conflictivos días.
Ahora, hijo mío, sigue alegrándonos la vida y el día a día. Sigue enseñándonos qué es lo importante de la vida y sigue queriéndote beber la luz del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario